jueves, 23 de diciembre de 2010

Mi Diciembre por Frederick Quirós



No me gusta la Navidad al menos NO la basada en regalos y compras desesperadas,
en cambio, (y en esta parte se me escapa un suspiro) me encanta esa época decembrina en la que familias se reúnen y sin darse cuenta de sus poros sólo brota amor y bondad. 


PD: Acá les dejo un escrito de un muy buen amigo 

Para Nohemí con mucho cariño 

Mi Diciembre 

 Desde temprana edad, he notado que Diciembre no es como lo pintan y que todas esas festividades y adornos son simplemente para "camuflajearlo", pues; estadísticamente es el mes con el mayor índice de suicidios, rehabilitaciones posteriores, recaídas de pacientes psiquiátricos (enero debe ser el agosto de los psiquiatras), pero nadie piensa en ello. 

 Todo en diciembre para todos los mortales, son las comidas, las fiestas, las bebidas, los presentes, las prendas de vestir a comprar para luego ser usadas en las festividades, los rituales de las diversas religiones y las promesas de año nuevo. Para mí, más bien es una retrospectiva. Me recuerda todas las promesas rotas del año, la falta de progreso, retrocesos, decisiones incorrectas o no tomadas a tiempo, corazones rotos y desilusiones. 

 Algunos en estas fechas, más bien se ponen nostálgicos, piensan en los que se fueron pero a su vez en los que vendrán, en todos aquellos que los quieren y a los que quieren, aquel amigo o amiga que nunca ven, los que están solteros y no les hace falta nadie para ser felices o los que están en vísperas de matrimonio, en lo mucho que quieren a su prometida o prometido. A mi parecer esas “cosas” son todas pasajeras, nadie es incondicional (o muy pocos realmente lo son). Particularmente pienso que ninguna persona es irremplazable, nada es eterno y todo transmuta. 

 Lo que en realidad nos queda, son las satisfacciones por trabajos hechos, vínculos creados, avances… Eso sin tomar en cuenta lo material. Ninguno llega a comprar algo en esta vida, todo es alquilado. En cambio, a la eternidad sólo se llevan los títulos adquiridos, los conocimientos y los los pensamientos creados por la experiencia o el recuerdo, todo aquello que jamás podrían quitarnos. Partiendo de que todo es perecedero, incluso nosotros, lo único que nos hace eternos, de alguna manera, es el recuerdo que dejamos cuando partimos de este plano (si sacamos bien la cuenta nos quedamos en esta tierra tres metros bajo tierra, en cualquiera de los casos). Aunque todo eso lo sabemos, no decaemos siempre hay algo que nos impulsa a seguir; muchos dicen que son los descendientes (cuando se tienen), otros dicen que es el amor, otros el producir o conseguir dinero y poder, para mi simplemente lo que hace que este mundo gire es la necesidad; la necesidad de -eso- que te hace levantar de la silla, subir o bajar la escalera, vestirte y salir de tu casa a comprarlo, incluso viajar a otro lugar a buscarlo porque cerca no lo conseguirás. 

 En estas fechas algunos se ponen pensativos y dicen que no es su momento, ni su lugar además desearían tener la oportunidad de cambiar de lugar o de tiempo. Pero pensándolo bien… ¿Por qué no modificar el lugar que se ocupa o salir de él y pensar bien el momento ideal para ello? Una vez cambiado todo el entorno, simplemente descansar y disfrutar del nuevo espacio, pero, si ellos tendrían todo eso que desean, sin el aprendizaje del trabajo por conseguir todo lo que desean, no lo apreciarían y quisieran estar en otro momento y en otro lugar distinto, probablemente sería el status quo (estado del momento actual). 

En otro orden de ideas después de toda retrospectiva hay una reflexión y si luego de la reflexión hacemos ajustes y correcciones a conveniencia habrán mejoras y avances los cuales nos depurarán y nos llevarán al progreso. En su defecto, nos haría mejores personas, que al parecer ninguna de las ideas es mala elección, todo diciembre no debería ser solo un fin de año, podría ser también un cierre de ciclo, un cambio a favor, escalar un eslabón más arriba de la cadena alimentaria a la que perteneces. En conclusión, me gustaría no solo un feliz año nuevo, sino una feliz vida nueva. Así que les deseo una feliz nueva vida y éxito en ella.

 Frederick Quirós



¡Felices Fiestas! 
Recuerda que hay algunos regalos que no se pueden envolver
¡ESOS son los más importantes! 


No hay comentarios:

Entradas populares

Seguidores

Otórgame el derecho de autor

Otórgame el derecho de autor
nohemi.susana@gmail.com
Creative Commons License
Me dijeron que estabas aquí y vine volando by Nohemi Ramírez is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Licenciar Igual 3.0 Unported License.
Based on a work at medijeronqestabasaquiyvinevolando.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://twitter.com/nohemisramirez.

wibiya widget