viernes, 27 de noviembre de 2009

Alas y Azares











¿Volar con el ala herida?
Abran las alas cuando yo hablo.
¿Qué más hice en la vida?
Hice, poco,
cuando el tiempo
estaba todo de mi lado
y lo que se llama pasado, pasatiempo, pesadilla,
sólo existía en los libros.
Hice, después, dueño de mí,
cuando tuve que escoger entre un abismo,
el comienzo,
y esa historia sin fin.
Ala herida, ala herida,
mi espacio, mi héroe.
El ala arde.
Volar, eso no duele.
Alas y Azares / Paulo Leminski




Volar no duele... ni dolerá ¡jamás!
"Más allá de la muerte... una sonrisa"

Fotografías: Rosemary Laing


Nohemi Ramírez

3 comentarios:

Noesperesnada dijo...

Volar no duele, pero algo de dolor debe haber al poner los pies sobre la tierra con un ala herida...

Nohemi dijo...

Así es!, sólo que no me gusta pensar en ello, algunos dolores también resultan placenteros.

Saludos

Ignacio Reiva dijo...

Sobrevolar el tiempo, volar dejando atrás el pasado, sin escaparse. Eso debería ser la libertad. Pero arde. Un gran beso.

Entradas populares

Seguidores

Otórgame el derecho de autor

Otórgame el derecho de autor
nohemi.susana@gmail.com
Creative Commons License
Me dijeron que estabas aquí y vine volando by Nohemi Ramírez is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Licenciar Igual 3.0 Unported License.
Based on a work at medijeronqestabasaquiyvinevolando.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://twitter.com/nohemisramirez.

wibiya widget