miércoles, 16 de septiembre de 2009

De cómo él le confesaba su amor


Vivir en el Cielo

¿Cuánto tiempo se puede vivir en el cielo?
¿Cuánto tiempo puede navegar, con las velas desplegadas, mi velero?
¿Cuántas veces puedo decirte, sin saturar tus oídos, te quiero?
¿Cuánto durará esta belleza en un mundo sucio, frío y feo, esta verdad en este mundo embustero? ¿Cuántas veces podre asomarme a tus ojos para ver todo lo bello?
¿Cuánto tiempo mi amor, mi señora, mi dueña, mi ama, podré ser tu escudero?

Fitoflash

Sólo el tiempo que no tengas miedo a las adversidades, al mundo, a los demás (que son demás), sólo el tiempo que estés dispuesto.

Ada


Nohemi Ramírez

2 comentarios:

J.M. Ojeda dijo...

Decir por decir.
Es fácil, de palabra el embaucador.
Decir por decir.
¡La mirada, no miente
¡¡Teatro…!!
Decir por decir…

Saludos de J.M. Ojeda

Nohemi dijo...

Muchas gracias por tu comentario J.M Ojeda!
Me ha encantado "Decir por decir que la mirada no miente a veces la mentira la inventa el ojo que la ve"

Entradas populares

Seguidores

Otórgame el derecho de autor

Otórgame el derecho de autor
nohemi.susana@gmail.com
Creative Commons License
Me dijeron que estabas aquí y vine volando by Nohemi Ramírez is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Licenciar Igual 3.0 Unported License.
Based on a work at medijeronqestabasaquiyvinevolando.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://twitter.com/nohemisramirez.

wibiya widget